23 de octubre de 2010

Homenaje a Raf en la Risa, por Ibáñez.

Es conocida la amistad que existía entre Ibáñez y Raf. Y como en todas las amistades hay envidias  sanas, como las llamamos para quitarle importancia.

En este caso Ibáñez, que por esas fechas ya intuiría el destino de su cabellera, sentía un poquito de envidia hacia la maraña de pelos que poseía Raf, y así lo demostró en esta historia, a ritmo de pareado, dedicada a su colega y amigo RAF.


Sacado del Almanaque de la Risa para 1959.