4 de abril de 2012

Antonio Mingote, descanse en paz

Estos días nuestro querido Mingote, vuelve a ser noticia por su fatídica desaparición. Una gran pérdida para la cultura y el arte de nuestro país, pero sobre todo una gran pérdida para sus familiares y amigos.

Antonio Mingote, dibujante, humorista, escritor, académico y Marqués de Daroca falleció ayer en Madrid a sus 93 años, de los cuales 59 se los pasó dibujando su tira diaria para el periódico ABC.

El diario para el que ha estado trabajando hasta sus últimos días, ha preparado una página donde pueden ampliar información sobre su vida y obra, e incluso enviar sus condolencias para la familia. Haciendo clic en la imagen accederán a ella.


Francisco Ibáñez, entre otras muchas personalidades del país, se suma al homenaje que le rinde La Razón con estas palabras:

"Coincidí con Mingote una vez en un premio que se concedía a Mortadelo. Estaba en el jurado, junto a Forges. Al contrario de lo que dicen algunos por ahí, era una persona muy amable, tratable, sencillo, no pagado para nada de sí mismo. El dibujo que hacía era distinto al de todo el mundo que se ha dedicado a esta profesión. Era profundamente original, muy propio. Poseía un estilo personal del que todos hemos aprendido. Mingote era muy bueno, un genio dentro del dibujo. Cada vez que veía una ilustración de él, babeaba hasta los tobillos. Su talento era inimitable, digno de toda admiración. Podía hacer cualquier cosa que deseara, desde la crítica social hasta la política y, encima, paralelamente a todo, publicaba aquellos libros, como aquella «Historia de la gente», que era la manera de ver la humanidad, pero desde la óptica de Mingote. Recuerdo que era muy entretenida, que era diferente a lo demás. Sencillamente, fabuloso. También realizó un trabajo en el que abarcaba la moda o las maneras de vestir a lo largo del tiempo. Su estilo hacía que aquellos trazos tuvieran movimiento, que las figuras fueran a comenzar a moverse en cualquier instante. Para nuestra profesión es un verdadero maestro, con un punto genial, que no se puede imitar, porque es inimitable. Sería lo que Goya a la pintura. Alguien que se apartaba de la manera de hacer del resto para desarrollar una obra íntima, que nadie más puede realizar. Ni siquiera encuentro palabras para definir su trabajo. Es él: Mingote. Y no puede haber otro igual."

Desde aquí mostramos también nuestras condolencias para su viuda y familia.
DEP.