29 de noviembre de 2014

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo ¡por fin!

El día del estreno de la película, hacía casi 5 años que nos enterábamos de la noticia de una futura tercera parte de Mortadelo y Filemón.
Una larga espera, que en su recta final se ha amenizado con numerosos adelantos (demasiados), que no han conseguido otra cosa que poner las expectativas por las nubes.


Cuando esto pasa normalmente la película decepciona. Pero en esta ocasión la realidad ha sido totalmente diferente, pues la nueva creación de Javier Fesser ha superado con creces todas mis expectativas (que eran muchas) y se  ha convertido automáticamente en la mejor adaptación que he visto de estos personajes tan queridos por todos.


En Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo todo está bien, todo está en su sitio, todo está medido y estudiado para ser lo más fiel y semejante posible al universo creado por Francisco Ibáñez, que por primera vez se consigue gracias al trabajo de Ilion que ha logrado lo que siempre parecía imposible, dar a Mortadelo y Filemón un ritmo y un movimiento trepidantes cual pez en el agua, no existen los movimientos raros todo es soltura y agilidad. Desde luego que después de esto serán otros estudios de animación con más renombre y peso en la industria los que envidien a la gente de Ilion, que además han conseguido este excelente resultado con un presupuesto muy inferior al utilizado en otras grandes producciones de este tipo.


En cuanto al guion, aunque original para la película, perfectamente podría haber salido de la imaginación de Ibáñez, a excepción de alguna que otra palabreja, donde el autor fuese tirado del diccionario de sinónimos para sustituirla. Incluye todos los elementos típicos de las historias más clásicas de la pareja de agentes junto con toques (muy buenos) de actualidad, como en las  aventuras más recientes. Digamos, que Javier Fesser ha realizado un cóctel con lo mejor de Mortadelo y Filemón y el resultado ha sido, nunca mejor dicho, ¡explosivo! La velocidad de la película es tal, que hay veces que se te pasan cosas porque aun estás intentando asimilar lo que ha pasado en la escena anterior, lo que hace obligada una segunda visualización para terminar de sacar el jugo, y desde luego que la versión en DVD o Blu-ray requerirá de un visionado a fondo con el botón del pause a mano, para admirar todos los detalles y carteles en segundo y tercer plano que a veces no da tiempo a leer.


Muy buena la banda sonora, no solo la canción de Julio Iglesias "Me olvidé de vivir" o la excelente versión realizada por Macaco, si no toda la música que acompaña la película, en mi opinión no podría ser mejor.

Los personajes van apareciendo en el mismo orden y medida que los saca Ibáñez en sus tebeos. Tronchamulas creado por Fesser, pero claramente inspirado en otros personajes de Ibáñez como Billy el "Horrendo" es el típico malote cuyo protagonismo y relevancia en la historia ensombrece la figura de Jimmy el Cachondo que no lo veo Ibañezco para nada y que se podría haber sustituido por cualquier otro. Destaca la intervención de Rompetechos, que se convierte en secundario y padre de Tronchamulas, regalándonos desternillantes gags a la altura de sus historietas más modernas. Destacable también, el excesivo protagonismo de Filemón que delata la reconocida predilección del director por este personaje. No es que moleste, pero el espectador más "mortadelero" denotará una cierta ausencia del personaje estrella de la serie.


En resumidas cuentas, esta tercera adaptación de Mortadelo y Filemón es la mejor y más fiel de las realizadas hasta la actualidad. El espectador adulto, disfrutará como un enano con todo el arsenal Ibañezco desplegado, y los más pequeños aunque pasarán muchas cosas por alto, se divertirán de lo lindo con la cantidad de mamporrazos, situaciones graciosas y el trepidante ritmo de la película. No dejará a nadie indiferente. Seguro.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo en todo lo que dices y comentas amigo! A mi la película me ha encantado, me he divertido mucho con ella, y me he reído de lo lindo. Me ha parecido una adaptación fantástica en todos los niveles y una recreación perfecta del universo de Ibáñez, deseando que hagan la siguiente!! Caballero-Mortadelo.

Hergest dijo...

Me alegra que te haya gustado igual que a mí, Caballero-Mortadelo.
Hay muchas posibilidades de que hagan más películas, ya ha dicho Fesser, en diferentes entrevistas, que no le importaría dirigir otra.

pepincho69 dijo...

que ganas de verla!!! mañana voy sin falta jejeje

pío dijo...

muy buena crónica, habrá que ir a verla y ya de paso,quitarnos el mal gusto que nos dejó la segunda entrega, porque como Fesser..

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con el comentario.

Esta es, por fin, la película que Mortadelo e Ibáñez merecían. Es absolutamente fiel al espíritu de los tebeos, lo cual es muy difícil puesto que estamos en una película, no en una viñeta. He leído ya algunas críticas puntillosas de algunos fans que me temo que no comprenden que la diferencia de soporte obliga a adaptar, quieras o no.

No creo que se quite protagonismo a Mortadelo, para nada. En esto también hay una filosofía muy de Ibáñez. Filemón es un personaje que intenta siempre acaparar protagonismo en todo lo que hace y esto ya era así en los tebeos desde el principio, desde la Agencia de Información. En la peli, Mortadelo está brillante, reluce y deslumbra como el inmenso personaje que siempre ha sido. Está incluso mejor que en los tebeos. La adaptación del personaje ha sido perfecta, y mucho hay que agradecérselo a Karra Elejalde, que ha clavado la voz de Mortadelo.

Pero si Mortadelo acaparase más diálogo o chupase más cámara correría el grave riesgo de no ser tan preciso ni ingenioso. En la película, Fesser dosifica el "arma Mortadelo" a la perfección dándole a Filemón el rol de dominar la mayor parte de las escenas. Pero, insisto, este recurso ya estaba en Ibáñez.

He leído críticas a los números musicales que me descolocan mucho, pues se les acusa de no ser "ibañezcos". Esto es falso. En los tebeos, obviamente, no había música, pero SÍ se cantaba. Ibáñez ha introducido SIEMPRE las canciones, las letrillas y coplillas, los tarareos y los silbidos de los personajes en sus viñetas. Como el tebeo es mudo, tenía que ser el lector el que imaginase cómo sonaba esa música. Pero Ibáñez ha puesto a cantar a Mortadelo en gran cantidad de viñetas.

Me temo que hay gente obsesionada que no se da cuenta de que un tebeo es un tebeo, no una película. Y también mucha gente obsesionada en dárselas de integrista de Ibáñez y cargar contra Fesser cuando, seamos honestos, el gran Ibáñez es igual de repetitivo (o más) que el señor Fesser.

Dudo mucho que se pueda hacer una película mejor con Mortadelo. Sólo "mejoraría" dos minucias: pulir la defectuosa audición de 3 o 4 diálogos y ralentizar un par de escenas que son muy difíciles de ver para los que no somos adolescentes criados viendo las animaciones de Transformers.

Pero esto es pecata minuta. La película es una obra maestra. Probablemente, la mejor película de animación de la historia del cine Made in Spain. Y, sin duda, un homenaje perfecto a Mortadelo.

Hergest dijo...

Gracias por tus palabras Anónimo. Dices grandes verdades.