5 de noviembre de 2012

Dèjá Vu (III): Ibáñez y sus autotransfusiones de humor

El maestro Francisco Ibáñez nos ha contado cientos de veces en sus entrevistas, que cuando le viene un nubarrón y no se le ocurre ninguna idea, coge uno de sus álbumes anteriores para buscar la inspiración. En boca de Ibáñez sería esto:

"A veces, cuando el cerebelo anda reseco, cuando las ideas se hacen de rogar, agarro cualquier álbum mío, moderno o antiguo, lo releo, me hago una autotransfusión de mi propio humor y al final digo “Pues a mí también me va gustando el pajarraco este…"

Buena prueba de ello son estas viñetas con gags parecidos. La primera imagen pertenece a la historia "Los Inventos del Profesor Bacterio"  de 1972:


La siguiente, cuyos gags están claramente inspirados en el fragmento anterior, pertenece a la aventura "Venganza Cincuentona" publicada en 2008:


Esta vez el peatón que observa la acción no se limita a mirar, sino que tiene la osadía de intentar usar la entrada y lógicamente sale escaldado. Luego el comentario que hace Mortadelo al lector no tiene desperdicio, no podrán negar que Ibáñez esta vez se ha superado.